Elección de los productos de higiene personal

higiene personal

El mundo del cuidado personal está dotado de fármacos y productos que ofrecen infinitos resultados a sus consumidores. Pese a ello, diversas investigaciones realizadas arrojaron que la composición de artículos destinados a este fin contienen alrededor de 16 sustancias químicas nocivas para la salud.

El mismo, determinó que incluso aquellos considerados indispensables para la higiene, como el shampoo y el jabón, se fabrica con componentes químicos cuestionables que, en la mayoría de los casos, solo el 10 por ciento son sometidas a prueba de seguridad.

Compañías como Johnson & Johnson o DuPont enfrentan más de 13 mil demandas derivadas de la presencia de sustancias cancerígenas en sus productos, pese a que previamente la corte de los Estados Unidos ordenara eliminar químicos como formaldehído y 1,4-dioxano de sus productos.

Estudios de investigación señalaron en este sentido que otras marcas de igual popularidad aplican sustancias nocivas en la formulación de sus productos, como el parabenos y ftalatos, cuyo efecto interfiere con el desarrollo y la reproducción del ser humano e incluso podrían llegar a producir daños neurológicos e inmunológicos en la persona.

De ahí la negligencia de las grandes industrias al lanzar al mercado productos dañinos que no cumplen con las medidas de seguridad para el uso humano, además de negarse a retirar los artículos que incluso han sido demandados por sus clientes.

Sin ninguna restricción

Pese a que los usuarios creen estar adquiriendo productos que cuiden de su salud y aseo personal, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), autoridad encargada de regular las sustancias dañinas en el preparado de productos de higiene y cosméticos, apenas prohíbe 11 de las 13 mil sustancias químicas contenidas en diferentes cosméticos.

Mientras que la Unión Europea impide el uso de 1.300 sustancias químicas en productos de cuidado personal, el FDA (por sus siglas en inglés) no puede retirar del mercado algún producto que haya sido denunciado por efectos dañinos, otorgando a los fabricantes la potestad de regular su propia mercancía.

Ignorando el hecho que en América y en el mundo, la mujer promedio utiliza alrededor de 12 productos para el cuidado personal y apariencia física, lo que en cálculo sería alrededor de 168 sustancias químicas diferentes, alojadas en el cuerpo para generar consecuencias devastadoras.

Optar por el aseo natural

Dada la situación, conviene optar por productos de preparación natural que otorguen una sana limpieza al cuerpo y además involucren positivamente otras áreas del mismo. En su investigación, Mercola recomienda no involucrarse en la compra de artículos si el consumidor desconoce la mayoría de sus componentes.

“No ponga sobre su cuerpo nada que no se comería si tuviera que hacerlo”, asegura. Existe una cantidad de páginas web como Nu Skin que detalla los ingredientes utilizados en cada producto de aseo personal, además de sugerir recetas para la fabricación de shampoo y jabones naturales capaz de proporcionar un cuidado y limpieza sana al cuerpo y cuero cabelludo.

Una vida libre de químicos siempre será una vida formidable y lejana a futuras enfermedades de riesgo y agresividad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*